CBD para perros con enfermedad de Cushing

Productos de CBD para perros con enfermedad de Cushing o Síndrome de Cushing de Alta Calidad - Cannabidiol

CBD para perros con enfermedad de Cushing

No products found.

La enfermedad de Cushing, también conocida como síndrome de Cushing o hiperadrenocorticismo, es una afección común en perros de edad avanzada causada por la sobreproducción de cortisol. Esta hormona, producida por las glándulas suprarrenales, regula múltiples funciones como el metabolismo de carbohidratos, proteínas y grasas.

Sin embargo, cuando se produce cortisol en exceso puede causar graves problemas de salud como aumento del apetito y la sed, micción frecuente, letargo, cambios en la piel y el pelo, susceptibilidad a infecciones, coágulos sanguíneos, diabetes y debilidad muscular.

Afortunadamente, estudios recientes han demostrado que el cannabidiol o CBD, un compuesto natural extraído de la planta de cáñamo, puede ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad de Cushing en perros de forma segura y sin los efectos secundarios asociados a los tratamientos farmacológicos tradicionales.

En este artículo explicaremos qué es la enfermedad de Cushing en perros y cómo el CBD puede convertirse en un complemento eficaz para su tratamiento.

Síntomas de la enfermedad de Cushing en perros

Los síntomas más comunes de la enfermedad de Cushing en perros son:

Aceite de Cáñamo Puro Para Perros y Gatos 60ml Calmante y Fuente de Omega 3, 6 y 9 - Suplemento Anti Ansiedad, Mejora el Sueño y Cuida de las Articulaciones, Piel y Pelo, Sin Sabor, Fácil de Usar

Feel Cocoa Aceite CBD 10% Perros y Gatos | 10 ml |. Fórmula Mejorada de cbd Oil Que Ayuda a Regular el organismo de tu Mascota

CBD HOME Oil 5% con Aceite de Salmón para Mascotas. 30 ml. Apto para Animales. Perros, Gatos, Hurones y Caballos. Fabricado en la EU. 30 ML

Gorilla Grillz® Aceite CBD 100% orgánico | Aceite CBD 6% Dogs con aroma a salmón | 600 mg CBD oil | 10ml | 200 gotas | Premium aceite CBD puro con 0% THC máxima calidad

  • Aumento del apetito y la sed: los perros beben y comen en exceso debido a que el cortisol elevado interfiere con la capacidad del cuerpo para regular la glucosa.
  • Micción frecuente: orinan con mucha más frecuencia de lo normal y en grandes cantidades.
  • Aumento de peso y barriga prominente: la acumulación anormal de grasa en el abdomen causa una «panza de búfalo».
  • Letargo, fatiga y debilidad muscular: pierden fuerza y energía.
  • Intolerancia al ejercicio.
  • Piel fina, pelo ralo y seco: la piel se adelgaza y tienen zonas de alopecia.
  • Tendencia a infecciones de la piel.
  • Dificultad para cicatrizar heridas.
  • Alteraciones mentales como ansiedad o desorientación.

En resumen, la enfermedad de Cushing origina graves trastornos metabólicos que deterioran progresivamente la salud del perro. El tratamiento temprano es clave para frenar la rápida evolución de la enfermedad y mejorar el pronóstico y calidad de vida de las mascotas afectadas.

Cómo actúa el CBD en perros con síndrome de Cushing

El sistema endocannabinoide es una red de receptores y enzimas presentes en todo el cuerpo de humanos y animales. Su función es mantener el equilibrio interno o homeostasis regulando desde el apetito y el sueño hasta la respuesta al dolor o el estado de ánimo.

Los receptores CB1 y CB2 son los encargados de unirse a los cannabinoides tanto internos como los producidos por el organismo (endocannabinoides) o externos como el CBD para activar una respuesta beneficiosa. El CBD no se une directamente a estos receptores sino que potencia los efectos de los endocannabinoides al impedir su rápida degradación.

A diferencia del THC, principal compuesto psicoactivo de la marihuana, el CBD no tiene efectos embriagadores ni tóxicos incluso a dosis relativamente altas. Interactuar con el sistema endocannabinoide a través del CBD terapéutico permite aprovechar los efectos analgésicos, ansiolíticos y neuroprotectores de los cannabinoides sin efectos adversos.

Principales beneficios del aceite CBD en perros con enfermedad de Cushing

Antiinflamatorio y analgésico El CBD alivia el dolor crónico y la inflamación asociados a enfermedades como la artrosis, muy frecuente en perros de edad avanzada. Esto les permite recuperar energía y movilidad.

Reduce la ansiedad

Los niveles elevados de cortisol suelen causar ansiedad e intranquilidad. El efecto ansiolítico del CBD ayuda a calmarlos y mitigar el estrés.

Mejora trastornos de la piel

El pelo ralo, las heridas en la piel y la sequedad mejoran gracias a las propiedades regenerativas del CBD, que también combate infecciones cutáneas.

Estimula el apetito

Es frecuente que los perros con Cushing rechacen la comida. El CBD puede devolverles el apetito necesario para recuperar peso y masa muscular.

Algunas razas son propensas a desarrollar convulsiones por la enfermedad de Cushing. El CBD tiene efectos anticonvulsivos demostrados que ayudan a prevenir y reducir la gravedad de crisis epilépticas.

Cannabidiol Neuroprotector

Favorece la supervivencia de las neuronas previniendo su deterioro por el cortisol elevado y la inflamación. Esto se traduce en una mejoría del estado anímico y cognitivo de los perros tratados.

CBD Antitumoral

El CBD también tiene propiedades antitumorales demostradas que podrían retardar el crecimiento de ciertos tipos de tumores asociados a la enfermedad de Cushing, especialmente los de glándulas suprarrenales.

En definitiva, existen sólidas evidencias científicas sobre los beneficios del CBD para el tratamiento coadyuvante de la enfermedad de Cushing en perros. Permite controlar tanto los síntomas físicos como los trastornos de conducta asociados, mejorando significativamente su calidad de vida.

Cómo administrar aceite CBD a perros con enfermedad de Cushing

Lo más recomendable antes de iniciar cualquier tratamiento es consultar con el veterinario, que determinará la necesidad de CBD y la dosis más adecuada para cada paciente en función de parámetros como el peso, la edad o el estadio de la enfermedad.

No obstante, como pauta general las dosis terapéuticas de CBD para perros oscilan entre los 2 y los 8 mg por kg de peso corporal al día, dividiendo esta cantidad en al menos dos tomas. Las presentaciones en forma de aceite facilitan su administración mezclándolo con la comida o directamente vía oral con una jeringuilla dosificadora.

También existen treats o galletas con CBD que pueden usarse como recompensa al terminar los paseos o sesiones de entrenamiento. Su sabor agradable hace que sean la opción preferida por muchos perros.

Los aceites de CBD suelen venir en concentraciones que van desde 250 mg en los más diluidos hasta 3000 o 5000 mg en los más concentrados. Esto permite ajustar fácilmente las dosis en función del tamaño del perro.

Es importante elegir aceites elaborados con CBD de la máxima pureza, libre de THC y otras impurezas, proveniente de cultivos ecológicos y procesado mediante extracción con CO2 supercrítico para preservar toda la potencia y cualidades terapéuticas de la planta.

También se recomienda que los productos estén testados por laboratorios independientes que certifiquen el contenido exacto de CBD y la ausencia de metales pesados, pesticidas u otros contaminantes.

Progresión del tratamiento con CBD para perros con enfermedad de Cushing

Para conseguir los mejores resultados se aconseja lo siguiente:

  • Empezar con dosis bajas de CBD y aumentar gradualmente cada 3-4 días hasta alcanzar los efectos deseados. Esto permite que el organismo se adapte sin riesgos.
  • Administrar el aceite CBD siempre a la misma hora, mejor con el estómago vacío para favorecer su absorción.
  • Tener paciencia y perseverar al menos 4-6 semanas antes de valorar la respuesta al tratamiento. Los efectos son acumulativos y se aprecian con el tiempo.
  • El CBD es muy seguro pero algunos perros pueden sufrir somnolencia o diarrea leve al inicio del tratamiento. Los efectos secundarios suelen desaparecer en pocos días.
  • Monitorizar periódicamente el progreso midiendo parámetros como el peso, analíticas sanguíneas, estado del pelo y de la piel, nivel de actividad o comportamiento. Esto ayuda a realizar ajustes oportunos en la dosis de CBD.

El CBD sólo o junto con otros tratamientos

Aunque el CBD ha demostrado gran eficacia por sí solo para controlar los síntomas de la enfermedad de Cushing en perros, también puede usarse de forma complementaria a los tratamientos veterinarios habituales cuando éstos no logran controlarlos completamente.

De hecho, muchos expertos consideran el CBD un valioso coadyuvante que potencia los efectos del resto de medicamentos al tiempo que permite reducir sus dosis y por tanto el riesgo de efectos adversos.

Aceite de Cáñamo Puro Para Perros y Gatos 60ml Calmante y Fuente de Omega 3, 6 y 9 - Suplemento Anti Ansiedad, Mejora el Sueño y Cuida de las Articulaciones, Piel y Pelo, Sin Sabor, Fácil de Usar

Feel Cocoa Aceite CBD 10% Perros y Gatos | 10 ml |. Fórmula Mejorada de cbd Oil Que Ayuda a Regular el organismo de tu Mascota

CBD HOME Oil 5% con Aceite de Salmón para Mascotas. 30 ml. Apto para Animales. Perros, Gatos, Hurones y Caballos. Fabricado en la EU. 30 ML

Gorilla Grillz® Aceite CBD 100% orgánico | Aceite CBD 6% Dogs con aroma a salmón | 600 mg CBD oil | 10ml | 200 gotas | Premium aceite CBD puro con 0% THC máxima calidad

La Mejor tienda online de Cannabidiol ShopCBD.Top
Scroll al inicio